CARACTERISTICAS CLIMATICAS MAS IMPORTANTES DEL VALLE CENTRAL DE CATAMARCA

La Ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca en el Valle central de la Provincia Homónima, se encuentra ubicada aproximadamente a los 516 msnm, Tiene dominio climático semiárido, forma parte de la Diagonal Árida Sudamericana, sub-dominio árido de Sierras y Bolsones, establecido por la caracterización de Enrique Bruniard – y de BSh (Estepario cálido) de Koopen. 

​Se halla comprendida en el  relieve correspondiente a las Sierras Pampeanas, formada y originada por valles longitudinales con orientación norte-sur, rumbo que incide en la distribución de las lluvias. Una característica de gran parte de estos cordones montañosos es su asimetría morfológica: “las laderas occidentales suelen ser de pendientes bastante más abruptas que las laderas orientales, por este motivo las primeras se llaman cuestas y las segundas faldas o faldeos”




















PRECIPITACIONES

La estación húmeda abarca los meses de noviembre, diciembre, enero, febrero, marzo y abril. Período de varios meses cuando tienen lugar gran parte las cantidades mayores de lluvia.  Aproximadamente 450 mm de promedio anual para la  de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca y valores superiores para sectores  del oeste y norte del Departamento. Que gran parte de la zona oriental del valle, tiene valores de lluvias anuales promedio menores a 450 mm la causa obedece de la Sierras de Ancasti, que si no existiesen en un supuesto, sería un escenario climático más húmedo y similar al del Departamento Ancasti, constituye también una barrera climática para los vientos húmedos que provienen del oriente  originados en el Anticiclón subtropical permanente del Océano Atlántico, y gran parte de su humedad (efecto FOEN) se da en la vertiente oriental de la sierra (ladera denominada barlovento) dejando pasar sólo una parte de la misma hacia el Valle Central (ladera llamada a sotavento).




















(Gráfico elaborado por el Área Técnica de la Brigada contra Incendios Forestales de Catamarca)





TEMPERATURA

Las máximas temperaturas suelen darse a finales de la primavera y en períodos secos durante el verano. El 29 de octubre de 2009 por ejemplo, la temperatura llegó a los 47,0°, siendo la temperatura máxima absoluta histórica de 48,1°. Este período intercala entre semanas de tiempo seco y templado e irrupciones de aire polar que duran 2 o 3 días. Las mínimas abarcan mediciones negativas bajo cero, principalmente en los meses de junio y julio; y excepciones que se dieron en otros meses anteriores y posteriores también.


































​​VIENTO

A mediados de la estación invernal en la zona sur y este del departamento especialmente, comienza el régimen de vientos que van de intensidad moderada a fuerte que soplan desde el sector norte y noreste. (Ferreyra-Vivas 2008)
Estos vientos se activan entre los meses de julio y agosto y cobran su máxima intensidad y frecuencia en octubre produciéndose el efecto Venturi del cual las mayores velocidades se dan en espacios más estrechos. Se registran vientos que proceden del sector NE, tienen una ocurrencia inconstante, fluctuante.

El levantamiento de polvo que queda en el aire se acrecienta con el pasar de los días, llegando a formarse una densa bruma y volver invisibles los cordones orográficos que rodean el valle. En algunas ocasiones se tornan verdaderas tormentas de polvo y arena, característico de desiertos.

 El polvo suspendido en la atmósfera reduce la visibilidad y trae como consecuencia malestar en la población con enfermedades físicas y hasta el mal humor. El viento NE tiene registros normales de hasta 50 o 60 km/h, Sin embargo el viento Sur es más peligroso ya que  en muchas oportunidades superan los 90 a 100 km/h.  Caso ejemplo: Tormenta de Polvo-arena (Sandstorm) de Octubre de 2016.


 
Calentamiento Global, fenómeno del Niño y la Niña. Informe del Evento Niño en Catamarca. (Enero 2016)



La particularidad principal que tiene este evento niño actual - diferente a los más severos de los años 1983 y 1998, y otros que fueron de menor intensidad como los del 73, 88 y 93 - es que ya no se presenta en una determinada época del año, sino que también lo hace en otras, y ha alargado el periodo de influencia. Muy por el contrario a su denominación del niño por el mes de Diciembre, que era en la época de navidad. El origen de este fenómeno no es el calentamiento global pero sin duda el mismo ha intensificado sus efectos con sus consecuencias alargándolo – se pronostica que puede llegar hasta el final del otoño y/o invierno para entrar en fase neutral casi a inicio de primavera.

Al tener mayor presencia de temperaturas promedio más elevadas en la superficie de los océanos es más factible la aparición del Niño en el Pacifico Centro-oriental entre la franja de los 5° grados de latitud tanto sur como norte y entre los 120 y 170 grados de longitud oeste, que modifica la circulación general del aire en el planeta debilitando los vientos alisios en ese sector.

 La circulación general del aire sin modificaciones –como la efectúa esta corriente del Niño- tiene la finalidad esencial natural, a través de los vientos equilibrar la energía de la radiación emitida por el sol trasladando el aire atmosférico desde el Ecuador hacia los polos y viceversa.

Por eso con el niño se ven afectada muchas zonas del planeta, porque pone en duda este equilibrio climático, afectando en el caso de Argentina y Catamarca a través de la presencia de mayores porcentajes de precipitaciones y humedad.  La Cuenca del Plata lleva 2 meses superando los niveles de la línea de evacuación de los principales ríos de la misma, atendiendo que algunos casos ha superado los miles de personas  que tuvieron que buscar refugios.


 






























Cabe el siguiente interrogante: ¿si los dos eventos Niños anteriores han sido menor que el actual e influyeron de manera notoria en un aumento en la cantidad de lluvias, el de 2015/16 no sería tan peligroso también?. La respuesta según mi criterio es que sí y que puede hasta llover más.

Los porcentajes de precipitaciones superiores a los promedios normales van en una franja desde el 60% a los 75 %, más altos en Localidades del Dpto. Santa Rosa, Paclín y Ambato. Cercanos a los que pueden darse en la zona geográfica del Litoral Argentino, que en algunos lugares sobrepasó el 100%, por ejemplo en Entre Ríos.

La presencia del Niño es inevitable de no tener en cuenta en los datos de lluvias en nuestra provincia, relacionándolo con los años anteriores y  posteriores al evento.  En toda la muestra hemos detectando la diferencia “es mayor la cantidad de porcentajes de precipitaciones cuando ocurre el Niño, en relación a los años más próximos tanto anterior o posterior al evento.[Cuadro de texto: Fuente: NOAA- 2013] Algo llamativo de destacar, es que en Capital se supera la barrera de los 500 mm con la presencia de esta Corriente del Niño.